El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó este viernes el tiroteo perpetrado por un joven de 15 años que mató a cinco personas en Raleigh (Carolina del Norte) y pidió de nuevo al Congreso que restrinja el comercio de rifles de asalto, señalando que es una medida apoyada por la ciudadanía, que necesita quitar de la calle las armas de guerra.

“¡Ya basta! Hemos llorado y orado por demasiadas familias que han tenido que soportar la terrible carga de los tiroteos masivos. A demasiadas familias les han quitado cónyuges, padres e hijos para siempre”, expresó el mandatario en un comunicado. El líder demócrata afirmó haber impulsado “medidas históricas” para frenar los tiroteos, incluida la primera ley de control de armas en casi 30 años, pero añadió que es necesario “hacer más”.

“Tenemos que aprobar la prohibición de las armas de asalto. El pueblo estadounidense apoya esta decisión de sentido común para sacar las armas de guerra de nuestras calles”, reivindicó. Biden recordó que la mayoría demócrata de la Cámara Baja ya aprobó el veto a los rifles de asalto y pidió que haga lo mismo el Senado, donde los republicanos han bloqueado la medida.

Más de 500 tiroteos masivos

Las cinco víctimas mortales del ataque de Raleigh son el oficial de Policía Gabriel Torres, de 29 años, que se dirigía a su trabajo y no estaban de servicio, tres mujeres y un adolescente, todos de entre 16 y 52 años. El joven de 15 años que perpetró el ataque se encuentra en un hospital bajo custodia policial en estado grave. El sospechoso también hirió a otras dos personas, “un agente de policía que fue dado de alta del hospital” y otra persona de 59 años “todavía en estado crítico”, dijo una portavoz de la Policía.

Biden ofreció sus condolencias y las de la primera dama, Jill Biden, para los familiares de las víctimas de Raleigh, otra “comunidad sacudida y destrozada” por un tiroteo, afirmó. “Solo han pasado cinco meses desde Búfalo y Uvalde, y hay demasiados tiroteos masivos en todo Estados Unidos, incluidos algunos que ni siquiera aparecen en las noticias”, lamentó Biden.

En lo que va de 2022, EE.UU. ha visto más de 500 “tiroteos masivos” en todo el país, de acuerdo con los datos de la organización Gun Violence Archive, que considera como “masivos” los ataques con al menos cuatro víctimas -que pueden ser muertos o heridos-, sin incluir al autor de los disparos en caso de que haya fallecido o sufrido lesiones.

DZC (EFE, AFP)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here