Un grupo de productores de cine de Estados Unidos están planeando una versión “woke” de Harry Potter, el famosos niño mago protagonista del universo fantástico creado por la escritora británica JK Rowling.

Lo curioso de esta adaptación es que los personajes mágicos serán interpretados por personajes transgénero y no binarios.

Esto supone un desafío frontal a la escritora JK Rolling, creadora de en una exitosa saga de libros que fue llevada con aún mayor éxito a la pantalla grande, y quien no está involucrada en el proyecto.

Rolling despertó gran polémica tras unas declaraciones en las que afirmó que no consideraba que las mujeres transgénero fueran iguales a otras mujeres, algo que ocasionó que las redes sociales la calificaran con los motes de “anti transgenero”.

Pero los cineastas detrás del proyecto están decididos a otorgarle una perspectiva de género al niño mago, sus amigos y enemigos, cuyos papeles también tendrán otros criterios de inclusividad más allá de su identidad sexual.

De acuerdo con The Daily Mail, los productores de este nuevo Harry Potter insisten en que algunos de los personajes de la nueva versión, la cual se plantea como una serie web, no podrán ser interpretados por actores blancos. Ni siquiera el rol de James Potter, el padre del joven mago Harry.

Según las notas de casting, ese papel solo está abierto a un actor que sea “asiático, negro, afrodescendiente, étnicamente ambiguo, multirracial, de pueblos indígenas, latino, hispano, del Medio Oriente, del sur de Asia, indio, del sudeste asiático o isleño del Pacífico”. Los productores no han especificado a quién quieren que interprete a Lily Evans, la madre de Harry, pero han dicho que quieren una “mujer trans no binaria, no conforme con el género”.

Las hojas de casting para Sirius Black, originalmente interpretado por Gary Oldman en las adaptaciones cinematográficas, requieren un actor que no sea blanco. Todos los géneros pueden audicionar para el papel.

“Nuestro objetivo es reflejar la diversidad de la base de fans en sus queridos personajes, presentando personas de color, historias queer y personajes de diferentes religiones”, dijo la creadora del proyecto, la productora de videos de TikTok Megan Mckelli.

Pero es casi seguro que los productores, que tienen su sede en los Estados Unidos, enfrentarán una batalla legal con J.K. Rowling, quien no ha dado permiso para el uso de sus personajes.

Si bien los cineastas escribieron su propio guión, que no presenta a Harry como el personaje central, sí se basa en los libros escritos por Rowling, quien protege sus derechos de autor.

Sus personajes como Remus Lupin, Peter Pettigrew, Marlene McKinnon y Dorcas Meadowes aparecerán en la serie, que se filmará en el área del noroeste del Pacífico de Estados Unidos en junio y julio del presente año.

Lupin, dicen los productores, puede ser interpretado por todos los géneros, pero Pettigrew debe ser interpretado por “un hombre trans no binario, no conforme con el género”.

Todavía no se sabe cuándo se proyectará la serie, pero Mckelli ya contrató a la agente de casting con sede en Los Ángeles, Hannah Schill para buscar a sus actores.

Por su parte, Rowling, de 56 años, aún no ha comentado sobre este proyecto.

FUENTE: INFOBAE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here