Una noche de adrenalina y gran euforia ante unas 60 mil personas, fue lo vivido la primera de dos noches del concierto de Bad Bunny ante el monstruoso Estadio Olímpico de Santo Domingo.

Con su gira «World’s Hottest Tour» con la que ha recorrido varias ciudades de Estados Unidos, El conejo malo arribó a República Dominicana de la mano del empresario, Gamal Haché, para iniciar con estos dos conciertos, su recorrido por Latinoamerica.

Un Bad Bunny emocionado se pudo percibir, al momento de dirigirse al público para agradecer por el apoyo, el artista se detuvo al hablar para contener las lágrimas, expresaba lo que sentía al cantar las canciones que forman parte del inicio de su carrera musical.

“Esto siempre lo he dicho y ustedes lo saben, no hay carrera Bad Bunny sin RD, sin la República Dominicana, y vivo agradecido. Y vivo agradecido por el resto de mi vida por el apoyo que me dieron desde el día uno”, dijo.

“Gracias por creer en mí. Hoy estoy donde estoy porque muchos de ustedes me apoyaron desde el inicio me apoyaron desde cualquier parte del mundo siempre había un dominicano apoyándome y dándome mucho cariño”, expresó con notable emoción.

Las palmeras para el show no podían faltar; por un momento el artista repitió la historia al subir a una gran palmera inflable y sobrevolar el Estadio Olímpico en ella.

Entre sus invitados estuvieron; Rauw Alejandro, el nuevo talento dominicano Ángel Dior fueron. El cierre a las 12:30 de la medianoche, tras casi tres horas de concierto fue con merengue, al interpretar “Después de la playa”.

El segundo concierto continúa hoy sábado a las 8 de la noche.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here