La mañana de este viernes se realizó en la Catedral de San Patricio de la ciudad de Nueva York una misa por el asesinato del policía dominicano Jason Rivera. 

La eucaristía de cuerpo presente estuvo repleta de agentes de la Policía de Nueva York, quienes posteriormente realizaron un desfile en su honor.

Cientos de policías, a bordo de sus motocicletas, colmaron las avenidas próximas a la catedral para realizar un desfile en honor a Rivera.

“Esta mañana nos unimos con los familiares, amigos y compañero de primera respuesta por el funeral del oficial de la policía Jason Rivera”, tuiteó la cuenta de Twitter del Departamento de Policía de Nueva York.

Rivera, de 22 años, y su compañero Wilbert Mora, de 27, habían acudido por la llamada de auxilio de una mujer que estaba en medio de una discusión con su hijo, quien se refugió en el dormitorio del apartamento, desde donde disparó a los agentes.

En el intercambio de disparos en un hogar del vecindario de Harlem murió el policía y el agresor, Lashawn McNeil, con expediente criminal y de quien inicialmente se informó que había fallecido, también está en condición crítica, según medios de prensa.

“Perdí a mis compañeros oficiales en el cumplimiento del deber. Recuerdo el miedo de mi madre por sus hijos cuando íbamos a trabajar todos los días”, indicó en un tuit poco después del incidente el alcalde neoyorquino y expolicía, Eric Adams, quien también estuvo presente este viernes en la misa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here