Todavía no comienza la entrega de los premios Oscar y a Donald Trump ya le están lloviendo burlas e indirectas de las celebridades.

Este sábado la mexicana Salma Hayek se burló del presidente de los Estados Unidos y su infame comentario sobre los “países de mierda” que supuestamente realizó en referencia a naciones de África, Centroamérica y el Caribe, durante una junta con representantes en la Casa Blanca, el mes pasado.

“Este premio nunca va a ir para un país de mierda, porque no hay países de mierda”, expresó la actriz durante su participación en los galardones al cine independiente, Independent Spirit Awards, que se llevó a cabo en Santa Mónica, California.

“Por qué estamos trayendo a esta gente de países de mierda”, fue la presunta frase de Trump que se filtró a los medios de comunicación y desató un debate nacional sobre los motivos que tiene la Casa Blanca para reducir el flujo migratorio.