La cantante colombiana Shakira es una de las celebridades que aparecen mencionadas en los Paradise Papers, la última megafiltración que deja al descubierto cómo los superricos invierten grandes cantidades de dinero en centros financieros offshore.

Según el diario británico The Guardian, uno de los medios que analizó los documentos filtrados, Shakira trasladó sus “activos musicales, derechos intelectuales y marcas”, valorados en 31.6 millones de euros (US $36.6 millones), a su sociedad Turnesol Limited, con sede en Malta.

Paradise Papers: el patrimonio privado de la reina Isabel II de Inglaterra invirtió US$13 millones en fondos offshore
Un ministro argentino, el presidente de Colombia, empresarios mexicanos y más: las principales revelaciones sobre América Latina en los Paradise Papers
Tournesol Limited es propietaria a su vez de una empresa en Luxemburgo, ACE Entertainment S.àr.l., que es la que gestiona los activos musicales y derechos de la cantante.

Los representantes legales de Shakira afirman que su actuación no ha estado fuera de ningún marco legal.

La filtración contiene 13,4 millones de documentos que fueron analizados por casi un centenar de medios de comunicación, entre ellos la BBC, The Guardian y el diario estadounidense The New York Times, bajo supervisión del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés).

Malta, miembro de la Unión Europea, tiene un complejo sistema fiscal por el que las empresas pagan uno de los impuestos de sociedades más bajos del bloque.

Aunque las compañías locales deben pagar el 35% sobre sus ganancias, las internacionales se benefician de una tasa impositiva del 5%. La tasa promedio en la UE es de alrededor del 22%.