Jennifer López no solo es la “Diva de El Bronx”, también lo es de la sensualidad.

La cantante de origen boricua ha sabido destacar sus atributos físicos sin caer en lo vulgar.

Parte de su estrategia es dejar ver su cuerpo – muy bien trabajado a sus 48 años – superando de manera elegante los límites del recato.

JLo ha dejado establecido su sello en las últimas semanas en espectáculos y hasta en campañas publicitarias.

Empecemos con el paseo que dio por las calles de Nueva York con sus pantalones de gimnasio que dejaban ver su tonificado cuerpo.